Accessibility View Close toolbar

Llámenos hoy al

Fototerapia

       FOTOTERAPIA  SYNTONIC

La fototerapia optométrica también conocida como Syntonic es   una terapia que aplica luz diferentes frecuencias (colores) a          los ojos. 

Se utiliza para tratar:

  • Disfunciones visuales
  • Trauma cerebral
  • Dolores de cabeza
  • Estrabismo
  • Patología ocular
  • Problemas de aprendizaje con componente visual
  • Otros síntomas

A principios del siglo pasado el Dr. Henry Riley Spitler descubrió que al aplicar luz de frecuencias específicas a través de los ojos se podía restaurar el balance del sistema nervioso central autonómico y el sistema endocrino.

Cuando estos sistemas están desbalanceados ocurre la enfermedad.  En el caso del sistema visual este desbalance puede traer problemas funcionales de:

  • Enfoque
  • Coordinación de los ojos
  • Contracción del campo visual

También están los desbalances fisiológicos que causan:

  • Cataratas
  • Degeneración macular
  • Inflamación, entre otras cosas

Desde entonces muchos estudios en diferentes centros de investigación del mundo han encontrado que los seres humanos al igual que las plantas y animales somos fotosensitivos.

  En Syntonic, es el contenido energético de la frecuencia y no el color lo que es importante.

Nuestro organismo usa diferentes frecuencias para hacer cambios electromagnéticos y químicos que nos permite mantenernos en balance  ante  los cambios del medio ambiente.  Por ejemplo, se ha descubierto que la frecuencia del azul promueve la liberación del monóxido de nitrógeno que está en la hemoglobina, promoviendo a su vez que haya más dilatación de los vasos sanguíneos.  Esto acelera la recuperación de los tejidos lesionados.  Por esto su beneficio en el tratamiento de la degeneración macular.

En la década de los ochenta los doctores Kaplan y Liberman hicieron investigaciones con niños que presentaban problemas de aprendizaje.  Encontraron que esta población tenía los campos visuales funcionales reducidos, por lo que se afectaba copiar de la pizarra, mantenerse en la línea al leer y ejecutar en los deportes.  Al recibir fototerapia se abrían los campos visuales y mejoraba no sólo la ejecución académica sino hasta el comportamiento.

Las doctoras Picó, Tort y Gorbea han encontrado que esta alternativa de tratamiento ha sido de gran provecho para mejorar el funcionamiento visual de sus pacientes.

Si el historial y los resultados del examen visual funcional lo indican, las doctoras pueden recomendar una prueba de campo visual funcional.  Ésta evalúa cuánta información está procesando cada ojo. Además, se toma en cuenta la calidad de la contracción y dilatación de la pupila, que es otro indicador del balance del sistema autonómico.  El análisis de todas estas pruebas  definirá qué tipo de frecuencia (color) se necesita para recuperar el balance.

La terapia consiste en usar unos filtros de colores, de 10 a 20 minutos diarios, durante seis semanas.   Cada dos semanas se revalúa el campo visual y se decide si hay que modificar los colores y el tiempo de uso.  La fototerapia puede combinarse con otras terapias como la nutricional, la terapia visual con lentes o la terapia visual con ejercicios.